Cómo configurar Instagram para que consuma menos datos

Instagram para que consuma menos datos

 

Instagram se ha convertido en la red social más importante de los últimos años. Tras un inicio un tanto dubitativo, su compra por parte de Facebook la catapultó hasta números insospechados, tanto que en 2017 consiguió más usuarios que en toda su historia. Este hecho tan positivo tiene a su vez uno negativo: la gente que se crea un perfil no sabe explotarlo al máximo. Hoy en Tecnotips te enseñamos otro pequeño truco: cómo configurar Instagram para que consuma menos datos.

Instagram tiene una peculiaridad:
Todo se basa en vídeos e imágenes. A diferencia de otras redes sociales o páginas webs, donde el texto sí predomina, en Instagram el concepto audiovisual es la clave de todo. El problema que esto tiene es que lo que más desgasta la tarifa de datos son las imágenes y los vídeos, precisamente.
Los programadores de la aplicación sabían bien que cada mega cuenta, así que han implementado una función para que los datos no se gasten tan rápido. Para acceder a ella lo primero que tienes que hacer es entrar dentro de la propia aplicación de Instagram. Una vez lo has hecho, vete a tu perfil personal y haz click en la rueda de “Ajustes"
Si desplazas el listado hacia abajo observarás que hay muchas opciones que quizás no conocías, pero la que ahora te interesa tiene nombre propio: “Uso de datos móviles”. Entra en este apartado.
Por lo general, esta pestaña siempre viene desactivada. Actívala y lee bien lo que se destaca abajo: “Usar menos datos móviles puede afectar a tu experiencia en Instagram (por ejemplo, las fotos y los vídeos pueden tardar más en cargarse)”.
¿Cómo afecta a la hora de la verdad esta opción?
Pues prácticamente pasa desapercibida. Seguirás viendo las fotos y vídeos de Instagram con la máxima facilidad, sólo que ahora podrá tardar unos segundos más. A cambio, tu tarifa no tendrá que recurrir a un elevado consumo de datos, algo que se suele hacer en elementos como los vídeos, donde se busca una precarga rápida para comenzar a visionarlos.
Cabe destacarse también que es probable que esta opción no te aparezca en tu aplicación de Instagram. Si este es tu caso, te decimos que la culpa no la tiene ni la aplicación ni tu teléfono móvil: la tienes tú. Vete al menú de actualizaciones y haz lo propio con Instagram. Seguramente tengas una versión desfasada que todavía no incorpora esta bonita y funcional opción.