¿Por qué y para que usar un Deshumidificador?

Tecnotips

Reduce la Condensación
Condensación: el aire húmedo (el aire que contiene altos niveles de vapor de agua) entra en contacto con las superficies frías en interiores y se deposita en forma de gotas de agua.
Evita el Moho provocado por condensación
El moho es un tipo de hongo que crece en lugares húmedos. Libera unas partículas minúsculas llamadas esporas que, cuando se respiran, pueden resultar perjudiciales para la salud. El moho y la humedad se desarrollan en ambientes con excesiva condensación, falta de luz solar o mal ventilados
Previene la corrosión de aparatos eléctricos y otras superficies metálicas
Al reducir la condensación en el ambiente favorece de manera directa a prolongar la vida útil de todos los aparatos eléctricos
Evita el Moho provocado por condensación

Ayuda a Prevenir enfermedades

¿Es malo para la salud pulmonar pasar mucho tiempo en ambientes interiores húmedos?
Distintos estudios de investigación demuestran que vivir, trabajar y estudiar en un ambiente interior húmedo puede ocasionar una serie de problemas. Entre ellos, los siguientes:
  • Asma: recaídas en personas que ya tienen la enfermedad y, posiblemente, su aparición en quienes no la padecen. El moho, la humedad y los pulmones.
  • Tos.
  • Sibilancias.
  • Propensión a enfermar de resfriados o gripe.
  • Infecciones de pecho causadas por la inhalación de pequeñas partículas de moho (por ejemplo, respirar un tipo de moho llamado Aspergillus puede dar lugar a una infección denominada aspergilosis).
Interiores húmedos
  • Falta de aliento o dificultad para respirar.
  • Rinitis: inflamación de los tejidos que recubren el interior de la nariz y que produce estornudos,además de goteo o taponamiento nasal.
  • Neumonitis por hipersensibilidad: ocurre cuando el tejido de los pulmones se inflama por una reacción alérgica a una sustancia que se ha inhalado.
  • Los ácaros del polvo o ácaros domésticos también se desarrollan con facilidad en lugares húmedos y tibios, y pueden provocar reacciones alérgicas (por ejemplo, síntomas de asma, eczema y rinitis). Las personas con enfermedades pulmonares, los bebés y los niños, las personas de edad avanzada y las que tienen un sistema inmunitario más débil corren un mayor riesgo. Aunque no está claro qué agentes exactamente de la humedad y el moho originan problemas pulmonares, sí puede tomar diversas medidas de eficacia comprobada que reducen los síntomas y protegen la salud de los pulmones.
Respirar mejor

Prevenir los dolores articulares reduciendo la humedad ambiental

Es frecuente, por tanto, que quienes vivan en zonas cuyo clima tiene un alto grado de humedad se vean más afectados por dolores si sufren de meteosensibilidad. Y aunque es cierto que nada podemos hacer para controlar la meteorología, si podemos tener control sobre nuestro entorno más cercano, el propio hogar.
Gracias a los deshumidificadores podemos controlar en gran medida este factor, manteniendo la humedad ambiental en niveles tolerables y que no repercutan sobre nuestra salud. Se trata de una herramienta más a tener en cuenta cuando se trata de eliminar las molestas consecuencias que la humedad produce en personas con enfermedades de tipo reumático o meteosensibilidad.
Dolores rodillas

Estudios científicos demostraron que no se trata de un mito

La Universidad de Manchester, que estudió a 2.500 personas y recopiló sus datos vía teléfonos inteligentes, encontró que los síntomas son en realidad peores en los días más cálidos y húmedos.
Los científicos esperan que los resultados marquen el camino hacia más investigaciones para encontrar las razones de eso. Es común escuchar a una persona quejándose del dolor de rodilla porque el tiempo está malo, generalmente cuando hace frío. Algunos inclusive dicen que pueden pronosticar el tiempo basados en cómo se sienten sus articulaciones.
Pero analizar cómo los diferentes estados del tiempo y temperaturas afectan el dolor ha sido difícil. Estudios anteriores han sido realizados sobre grupos muy pequeños o durante un período muy corto.
Este estudio, sin embargo, llamado “Nublado con posibilidad de dolor”, reclutó a 2.500 personas con artritis, fibromialgia, migraña y dolor neuropático de todas partes de Reino Unido. Ellos registraron sus síntomas de dolor todos los días, durante un período de entre uno y 15 meses, mientras que sus teléfonos archivaban el tiempo en el lugar donde se encontraban
Los días húmedos, ventosos y de baja presión atmosférica aumentaban las probabilidades de experimentar más dolor de lo normal como en un 20%. De manera que si alguien tenía probabilidades de cinco en 100 de pasar un día doloroso cuando el tiempo era promedio, esas aumentarían a seis en 100 durante un día húmedo y ventoso.

Días fríos y húmedos también aumentaban el dolor

No obstante, no encontraron un vínculo con sólo la temperatura o la precipitación. “Pronóstico de dolor”
El profesor Will Dixon, del Centro de Epidemiología contra la Artritis de la Universidad de Manchester y director del estudio, expresó: “Desde la época de Hipócrates (el médico griego de la antigüedad) se ha creído que el tiempo afecta los síntomas de pacientes con artritis”. “Aproximadamente tres cuartas partes de las personas que viven con artritis creen que su dolor está afectado por el tiempo”, agregó.
El profesor Dixon indicó que si otros investigadores ahora pudieran “explorar cómo la humedad está relacionada al dolor, se abriría una vía hacia nuevos tratamientos”. También sería posible desarrollar un “pronóstico de dolor” que le permitiría a la gente con dolencias crónicas planear sus actividades.
El tipo más común de artritis es la osteoartritis, una enfermedad degenerativa de las articulaciones que principalmente afecta el cartílago.